Lifestyle

La vida me cambió ese día

Comparte!

Hola holaa!

¿Qué tal estáis? Yo os confieso que en cuanto tenemos varios días de sol me siento muchísimo mejor! Ya os he comentado otras veces que padezco una Enfermedad Autoinmune y uno de los síntomas son dolores articulares. Por lo que si llueve un día no me afecta demasiado, pero si la cosa se alarga en el tiempo empiezo a sentir molestias. Nada que ver con lo que sentía hace años atrás, pero no quita que prefiera los días soleados.
Hoy os vengo a hablar sobre cómo aumentar tu productividad, los pasos que tuve que dar, tanto los buenos como los malos. Además obtendrás una guía de esos hábitos que me han ayudado en el proceso.

Y precisamente de eso os quería hablar hoy, hemos hablado largo y tendido de los cambios que surgieron en mi vida. De la noche a la mañana ingresada en el hospital con el diagnóstico de una enfermedad crónica, que no tiene cura y que te va a poner la vida patas para arriba.

Más bién me quitó el suelo bajo mis pies de un plumazo sintiéndome cuanto menos perdida antes esta situación. Mi baja no fue larga, estaba estipulada para mínimo un año y la mía fue de 4 meses. No parece mucho, pero os aseguro que resultaron eternos. Además cometía el error de autoexigirme continuamente en que debía estar bien ya, sin darle el tiempo de recuperación que mi cuerpo reclamaba.

Me trataron con cortisona, empezando por una dosis alta y cada mes iban bajando la dosis. Yo deseaba forzar la máquina, bajarla cuanto antes para así recuperarme antes (o eso pensaba yo). Si estás en esta situación NO lo hagas! No solo no sirve de nada, si no que tienes que darle a tu cuerpo el tiempo que te pida. Él manda y hay que asumirlo. No todos nos recuperamos a la misma velocidad y a mi me frustraba esa sensación de ir tan lento.

Conseguí que me dieran el alta a pensar de que los médicos no me recomendaban. Al tomar cortisona y estar inmunodeprimida trabajar de higienista dental no es muy buena idea. Al trabajar tan cerca del paciente, expuesta a su saliva, etc era más fácil pillar cualquier cosa y tener una recaída. Además de todo esto me encontré un ambiente que para nada esperaba. Soy consciente que una baja es terrible para una empresa pero a mi me machacaban día sí día también sobre todas las consecuencias negativas que había tenido mi baja en ese transcurso de tiempo.

No tardaron en llegar esas consecuencias, cambios de horarios, bajada de sueldo, me ponían citas una a primera hora de la tarde y otra a última. Obligándome así a pasar tardes enteras en la clínica para únicamente dos pacientes. Hablarte mal ya era el pan de cada día y un largo etc.

Yo no entendía nada, una no se pone enferma porque quiere. Además sentía un agotamiento tan fuerte que había días que llegaba a casa llorando. A la mañan siguiente me levantaba con la actitud positiva de un nuevo día que apenas me duraba 2 horas. Además yo no estaba curada, seguía sufriendo las consecuencias de la enfermedad, pruebas, citas médicas…

Sentía que mi cabeza me decia «tu deber es ir a trabajar» y mi cuerpo decía «no, hoy no». Esa dualidad me estaba matando. Pero era tan cabezota que día tras día seguía adelante. Esto duró 1 año, 1 año!!!! hasta que no pude más. Un día no pude parar de llorar así tal cual. No podía y no sabía parar de llorar. Sentía un agotamiento físico y mental tan fuerte que no podía salir de la cama. Y decidí tomar medidas.

Eso implicó ir a mi médico y explicar cómo me sentía y una abogada que me asesorara con todo lo que me estaba ocurriendo. Ella me dijo «no atiendo casos de mobbing laboral porque en la mayoría de los casos es la palabra de uno contra la del otro». Tenía tantas pruebas y testigos que no se lo pensó dos veces. Pude salir de esa jaula.

«La vida me cambió ese día«

Entendí que algo estaba haciendo mal. Que no podía exigirme tanto. Qué cómo aumentar mi productividad era necesario. Que sólo con eliminar de mi vida algo que me hacía tanto daño y que me había hecho mejorar tanto mi salud, es que era el principio del cambio.

Cuántas veces os he comentado las cosas que he ido probando para sentirme mejor desde hábitos hasta la alimentación. Me hace hasta ilusión cuando me dicen «tienes un brillo en la cara especial». Sí, porque me siento bien.

Os doy las gracias a todxs los que habéis estado ahí durante todo ese proceso y lxs que acabáis de aterrizar aquí bienvenidxs!
Para no hacer un Post ultra mega largo os quiero regalar el Ebook con los pasos (tanto los acertados como los que no) que di hasta llegar al punto de hoy en día. Me habría encantado tener esa guía desde el primer día os lo confieso, pero si puedo ayudar tan solo a una persona a sentirse mejor y más productiva habrá valido la pena hacerla! Porque querer hacer, hacer y hacer no siempre es la solución. Hay que saber el cómo!



Espero de corazón que os guste mucho, pero sobretodo sobretodo que lo pongáis en práctica y me cuentes tus avances, ¿ok? Ni te imaginas la ilusión que me hace!

Un besazo muy muy grande!!

(23) Comentarios

  1. Tinta en las olas dice:

    Hola, te comprendo perfectamente, al igual que lo de llorar y no poder parar, si bien me alegro un montón que hayas salido y que ahora te encuentres mucho mejor, el brillo en la cara lo dice todo. Besos y mucho ánimo.

  2. Paula Alittlepieceofme dice:

    Yo creo que todos hemos topado con malos ambientes, bien sean escolares o laborales o ambos si te ha tocado la lotería jajaja Pero eso ya es otro nivel, en vez de pensar que les habías ahorrado 6 meses…Menos mal que cortaste, aunque visto desde fuera aguantaste demasiado, bss!

  3. Evangelina Dieguez dice:

    Hola! te comprendo! a mi me paso algo similar: empece a exigirme mucho y, justo el año en que termine la escuela secundaria, mi cuerpo me empezó a pasar factura. Si bien pude recuperarme, me han quedado secuelas muy poco visibles.

  4. Mucho ánimo! No estoy en tu situación pero agradezco todos los consejos que das para poder afrontar la enfermedad. Se te ve una chica muy fuerte y positiva 😊

  5. La vida a veces reparte mal las cartas. Siento que te a tocado a tí. Igual ahora tienes que quererte a ti misma, y no en el sentido médico. Se ve que eres muy fuerte y animosa. Y esto no es fácil de conseguir. Y los que te han hecho daño…La vida es sabia y pone a cada uno en su sitio. Un abrazo desde Asturias.

  6. Mi meta, tu salud. Carolina dice:

    ¡Hola!
    No sabes lo que empatizo con tu testimonio. Cierto es que mi situación era, o bueno es, diferente, (en mi caso es una hernia de disco sacro lumbar. mal diagnosticada y por consiguiente con 2 años de pruebas y tratamientos estúpidos que solo me minaban el cuerpo..pero bueno este es otro tema), pero es que en serio, he sentido todo lo que nos cuentas en el blog.
    Ese dolor, el ver que algo como la cortisona , más el cóctel de pastillas es lo único que hacen que lo disipen pero por otro lado te deja como un zombi… Por lo que, llega ese día que, o tiras la toalla o lo mandas todo a la mierda, o intentas focalizar tus fuerzas en hacer de aquello algo que te ayude a subir de nivel.
    Con lo del tema laboral, he alucinado. Como bien dices, una no se pone mala porque quiere. Pero desgraciadamente, para muchas empresas, solo somos esa máquina de generar dinero, y la humanización la dejan de lado.
    Me alegro mil que ahora tengas otra visión de las cosas, y que des importancia a lo que realmente importa, tu bienestar.
    Un besote preciosa.

  7. enca murillo dice:

    Hola, el cuerpo es muy sabio, sino paramos nosotros, él hará que paremos. Espero que sólo sea una etapa, mucho animo, saludos linda.

    1. Lamento mucho leer tu experiencia. Pero dentro de lo mala que fue, me alegro de que pudieras tener la valentía de perdir ayuda para salir de esa situación en la que te encontrabas y en la que te estaban tratando tan mal y de una forma tan abusiva.
      Tenemos que escuhar a nuestro cuerpo y no autoexigirnos tanto.

  8. Wow! Ser diagnosticada con una enfermedad autoinmune te cambia mucho, personalmente yo no sufro ninguna enfermedad que sepa, pero sé que te cambia totalmente el estilo de vida, te vuelve muchísimo más precavido de todo, tanto de tu ambiente como lo que entra a tu cuerpo. ¿Cómo te has estado cuidando ahora con la pandemia? Hay que tener muchísimo más cuidado porque efecta gravemente a las personas con enfermedades autoinmunes 🙁 ¡Cuídate mucho! ¡Animo!

  9. Hola guapa, joder, se me ha quedado muy mal cuerpo al leer como te trataton a la vuelta de tu baja, encima que intentas volver lo antes posible! pero tienes razon en lo de escuchar al cuerpo, es sabio y si le escuchas te dice lo que necesitas! besos

  10. Hola guapa
    Me ha gustado mucho este post, me he sentido identificada contigo y me ha gustado poder conocer esta parte de ti
    El ebook me paree muy útil, voy a ver si me hago con él 🙂
    Un besazo

  11. Sintiendo sus paginas dice:

    ¡Hola!
    Después de leer tu testimonio, te agradezco que lo compartas porque puede ayudar a muchísima gente que se encuentre en la misma situación que tú. La verdad es que muchas veces el trabajo se convierte en un infierno y no ves salida porque tampoco puedes dejarlo así de buenas a primeras. Me alegro mucho que pudieses romper con esa relación laboral tan tóxica y seguir adelante con tu vida.
    Mucho ánimo.

  12. Hola guapa, pues gracias por compartirlo y espero que sigas igual de bien o mejor, porque es importante encontrar esa estabilidad con uno mismo, y si un trabajo te hace esa reacción en ti mismo hay que hacder cambios, sin duda.

  13. Las Locuras de Ahyde dice:

    Hola guapa! gracias por compartir tu experiencia y me alegro que ahora estes mejor y espero que sigas asi o mejor por mucho tiempo. Estoy totalmente de acuerdo contigo, nuestro cuerpo es sabio, solo hay que escucharlo. Besos

  14. Algo especial dice:

    Las enfermedades crónicas, te ponen patas arriba todo. Con la parte de la autoexigencia me he sentido reflejada. El cuerpo también necesita su tiempo y espacio algo que muchas veces se lo negamos.
    Me alegro que con esos cambios, ahora estés un poco mejor. Seguro que la guía es muy útil y más en estos tiempos.

  15. Hola guapa, ya te leí hace unos días y ya te expliqué que yo tengo una enfermedad de crohn por lo que te entiendo, la alimentación es muy importante y también el estar tranquilos que ahora con la pandemia se hace más difícil, espero que ahora que se está investigando tanto para este virus covid también consigan una vacuna para enfermedades como la nuestra.
    Un saludo!

  16. La verdad es que es una pasada lo que cuentas, me he sentido indentificada cuando has hablado del mobbing laboral, por desgracia existe. Yo aproveché ese tren que pasa una sola vez para irme por la puerta y comenzar un nuevo camino profesional que me ha llenado personalmente también, y entiendo perfectamente lo que es que te digan que te brillan los ojos cuando explicas lo que haces o a que te dedicas, ¡que tengas una muy feliz semana! 🙂

    http://www.luciagallegoblog.com

  17. Happy Drama Llama dice:

    ¡¡Holiii!!
    Una enfermedad autoinmune es una pesadilla en toda regla. Es como todo lo que nos cuentas, te sientes cansada, te duele hasta el alma… Y si encima estás en un trabajo donde te tratan mal, ya lo terminan de rematar. Como dirían los coreanos… ¡¡Fighting!!
    ¡¡Bsssos!!

  18. Hola, me ha encantado leer tu experiencia un ejemplo de superación. Me sentí identificada con eso de que muchas veces no sabemos escuchar a nuestro cuerpo. Muchos éxitos y felicidades.

  19. Rosa M dice:

    ¡Hola, Lala! Me siento muy identificada contigo, ya que yo también tengo una enfermedad rara, aunque no es autoinmune. Entiendo esa presión que uno se pone por estar bien y sobre todo la tensión que genera en el trabajo. Me alegro de que finalmente pudieses salir de esa situación laboral y que lleves de la mejor manera tu enfermedad autoinmune. La gente generalmente no suele hablar de ello y es muy importante darlo a conocer, porque seguro que tu testimonio ayuda a otras personas en la misma situación. Por cierto, muchas gracias por el regalo. Un abrazo.

  20. Imagino lo difícil de este proceso y encima no tener el apoyo por parte de la empresa donde laborabas es que muchas veces no hay empatía en la empresa y solo se busca la productividad y eso no ayuda a la recuperación, creo que llegaste a un punto en que debías elegir y creo que fue la mejor decisión, porque ahora tienes un mejor semblante y se nota el equilibrio en tu día a día.

  21. Que difícil situación y que valiente de tu parte el poder compartirlo con nosotros. Hoy en día muchas empresas no conocen el valor de la empatía con sus empleados.

  22. Hola Lala! Estás increíble! Irradias luz por todos los poros!
    Te admiro. No es nada fácil levantarse y salir de una situación como la que cuentas. Hoy día es alucinante la poca empatía que hay con nadie y más cuando el bolsillo está por medio. Yo creo que muchos confunden las bajas por enfermedad con el absentismo laboral sin ningún tipo de justificación. Siempre terminan pagando justos por pecadores. Y hacerte la vida imposible para que te vayas por tu propio pie, es cuando menos rastrero. Pero es bueno haberse librado de ellos.
    Me alegra verte tan bien ahora y que lo compartas. Sigue así. Besos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

google.com, pub-2743069510309134, DIRECT, f08c47fec0942fa0